El 6 de enero todos los cristianos en Republica Dominicana y el mundo se conmemora la llegada de los 3 visitantes de la realeza a Belen, que llegaron desde el medio oriente en camello para obsequiar regalos de gran valor simbólico al recién nacido Jesus. Los nombres de estos visitantes, también conocidos como Reyes Magos o Santos Reyes: eran Melchor, Gaspar y Baltasar. Melchor trajo oro, Gaspar incienso y Baltazar trajo mirra.

Días antes del 6 de noviembre, los niños le escriben a los reyes una carta, en ella una lista de regalos que quisieran recibir en ese día. La noche anterior, 5 de noviembre, los niños dejan turrón como obsequio a los reyes y a veces hasta pasto y agua para sus camellos. La mañana siguiente los regalos aparecen mágicamente al lado de la cama de los niños. También los regalos pueden ser colocados o se encuentren en casa de familiares y amistades. Especialmente los abuelos y las madrinas y padrinos.

La tradición de desayunar, merendar o cenar con la Rosca de Reyes ese día es muy importante en países como España, México, Argentina y Puerto Rico. La rosca es un pan dulce de forma redonda, con un hueco en el centro. La tradicional masa contiene frutos cristalizados pero ya las hacen con chocolate y otros ingredientes y pueden estar rellenas de nata o crema pastelera. Otro juego, que forma también parte de la tradición de la rosca, es que dentro de ella esconden un pequeño juguete o una haba. La persona que le toque el pedazo con la haba o el juguete es coronado o coronada y es responsable de traer la rosca a la casa el próximo año en el día de reyes.