El 27 de febrero del 1844 es el día que la República Dominicana se proclamó independiente de la Republica Haitiana. Es un día que se reconoce y se celebra en las casas y en las calles del país. Muchos colocan la bandera dominicana en los balcones de sus domicilios y participan en las calles en la celebración de los afamados y pintorescos carnavales. La ardua lucha y conflicto por la independencia duro 22 años, los creyentes dominicanos que lucharon por su patria lograron su propósito después de actuar in-detenidamente por la vía militar y política. No fue una transición fácil, Haití insistió y trato de recuperar su poder en toda la isla. Pero en 1867 Haití por fin reconoció la  independencia de la República Dominicana. 

Todo dominicano reconoce y valora su historia y su independencia. En las escuelas publicas y privadas inculcan desde temprana edad la importancia y el valor de los luchadores de la patria dominicana, su bandera tricolor y la importancia de protegerla y mantenerla.